COMUNICACIÓN VIRTUAL: LA NEGOCIACIÓN INVISIBLE

Bienvenidos una vez a un nuevo Post de COMUNICACIÓN VIRTUAL!!

Nos enfrentamos a un canal de comunicación que nos plantea un nuevo reto: ¿puedo ser eficaz en mi comunicación virtual como lo soy en mi comunicación presencial?

Todos estamos trabajando en mayor o menor medida en remoto y muchos días realizamos reuniones virtuales.

En mi caso, después de 7 meses sin formación presencial (únicamente 2 jornadas), aprender y dominar la comunicación en el canal virtual es mi propósito. ¿También lo es para ti?

 

¿POR QUÉ NEGOCIACIÓN INVISIBLE?

He titulado este post “Negociación Invisible” porque quiero destacar la importancia de llegar a una comunicación colaborativa cuando estamos conectados virtualmente. Por tanto, hoy priorizaré la Comunicación Virtual Emocional: sintonizar, generar confianza, ganar credibilidad…

En mis formaciones de comunicación y en mis formaciones de negociación hay un punto en común: ¡la importancia de que todas las partes ganen! Una negociación del siglo XXI no debe ser impositiva, debe estar enfocada al “WIN WIN”, al Ganar-Ganar, a cuidar las relaciones a largo plazo, a escuchar y a respetar, a dialogar, a llegar a un acuerdo de beneficio mutuo.

 

¿Y cómo planteo yo la Comunicación Virtual en la actualidad?

Como un diálogo empático y respetuoso, donde ambas partes entienden las diferencias tecnológicas de los participantes y las inquietudes actuales que vivimos. La situación social, sanitaria, económica y sobre todo, emocional que TODOS estamos viviendo debe impulsarnos a Comunicarnos con mayor consciencia y respeto a la diferencia.

Por ello, permitidme destacar los 5 elementos indispensables en toda Comunicación Virtual, utilizando la metáfora de la NEGOCIACIÓN INVISIBLE:

  1. Escuchar conscientemente, sin prejuzgar y sin interrumpir. Estar atento a las necesidades vitales de las personas que están conectadas: necesidades profesionales y también personales.
  2. Enfocarme a conseguir aportar valor a las otras partes, cumpliendo los objetivos mutuos. Ofrecer mi ayuda en las áreas donde me considero experto o donde tengo mayor experiencia. Por ejemplo, recomendar herramientas tecnológicas adecuadas a las necesidades de los demás.
  3. Estar dispuesto a ceder a lo largo de mi Comunicación/Reunión Virtual: ceder mi tiempo, ceder información, compartir mis experiencias, priorizar el Dar para después Recibir. Impulsar la tolerancia, la flexibilidad y la adaptabilidad.
  4. Atreverme asertivamente a pedir lo que necesito y a preguntar sin temor a ser juzgado. En la situación actual se nos plantean muchos interrogantes en el canal virtual: existen diferentes niveles de aprendizaje, diferentes herramientas tecnológicas. Estamos en continuo aprendizaje…
  5. Y por supuesto, prepararme ¡YA! para esta nueva era de la Comunicación, siendo consciente de que la Comunicación Virtual ha venido para quedarse y de que tiene grandes ventajas frente a la presencial, principalmente: productividad, sostenibilidad y ubicuidad.

¡Seguimos en contacto virtual!

Shopping Basket